El Hombre vitruviano

0
37

Leonardo da Vinci representa el perfecto ejemplo del hombre renacentista: el hombre vitruviano. Nacido en 15 de abril 1452 en Vinci, Italia fallece en 2 de mayo 1519 Amboise, Francia. Su fama se debe en gran parte a sus pinturas, pero además de eso, el se dedicó también a la música, escultura, arquitectura, ingeniería, anatomía, cartografía, botánica y a la escritura.

Como curiosidad, el gran pintor era zurdo

Debido a eso, escribía de la derecha hacia a la izquierda y a la hora de pintar lo hacía igual. Hay opiniones en las cuales se dice que de esta forma da Vinci escondía un código que lo podían leer con la ayuda de un espejo.

Algunas de sus pinturas más famosa son «La ultima cena» realizada entre los años 1493-1498 en Milán, en una pared del comedor del convento Santa María Delle Grazie. Mientras Leonardo la pintaba la gente podía venir, sentarse y mirar como el maestro conducía sus pinceles para construir esta obra de arte y la otra obra es la «Mona Lisa» llamada también «La Gioconda» que fue ejecutada entre los años 1503 y 1506. Desde que empezó a trabajar en ella y hasta terminarla, Da Vinci la lleva con el adondequiera que iría el.

Otras de sus obras más representativas es el dibujo de los finales del siglo 15, el Hombre vitruviano

En el se representa las proporciones perfectas del hombre. Como si se tratara de construir un edificio, todo en este dibujo, esta calculado para llegar a la armonía absoluta.

El dibujo fue esbozado en el año 1492. Leonardo da Vinci le puso este nombre a su obra en honor al gran arquitecto e ingeniero romano Vitruvio, que en su tratado «De arquitectura» recoge temas sobre como construir un edificio estable y las proporciones que éste debe tener, pero también trata sobre el cuerpo humano en su totalidad.

El hombre vitruviano es un dibujo que muestra a un hombre con cuatro manos y cuatro piernas dentro de un cuadrado y un circulo. En los bordes se pueden apreciar las anotaciones del propio Leonardo inspiradas en la obra de Marco Vitruvio Polión

Las medidas perfectas reflejadas por Da Vinci, te llevan a pensar a la perfección absoluta con la cual Dios creo al hombre.

Estas son:

4 dedos son igual a un palmo

4 palmos son iguales a una pierna

6 palmos hacen un codo

4 codos igual a la altura del hombre

4 codos igual a un paso

24 palmos igual a un hombre

 

«Desde la raíz del pelo hasta la base de la barbilla es la decima parte de la altura de un hombre.

Desde la parte inferior de la barbilla hasta la parte superior de la cabeza es la octava parte de la altura de un hombre.

Desde el pezón hasta la parte superior de la cabeza será una sexta parte de un hombre.

La anchura de los hombros contiene en si la cuarta parte de la altura de un hombre.

Desde el codo hasta la punta de la mano será la quinta parte de un hombre.

Desde el codo hasta el ángulo de la axila será la octava parte de un hombre.

Toda la mano será la decima parte de un hombre.

Donde esta situados los órganos genitales marca la mitad del hombre.

El pie hasta debajo de la rodilla será la cuarta parte de la altura de un hombre.

Debajo de la rodilla hasta donde empieza los órganos genitales será la cuarta parte de un hombre.

La distancia entre la barbilla a la nariz y entre la raíz del pelo a las cejas es, en cada caso, la misma que la longitud de la oreja, o sea una tercera parte de la cara.»

Este es un claro ejemplo de que la naturaleza representa la perfeccion.

 

Autor: Mihaela Buganu

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here