La curiosa historia del alioli

0
58

De una pequeña tienda de Benifaió a vender por todo el mundo, la apuesta por la economía circular y la sostenibilidad de la conocida marca de salsas ha sido clave para su éxito.

Poco podía imaginar la familia Choví que la pequeña tienda de ultramarinos que creó en Benifaió en 1950 se convertiría en una gran marca de salsas conocida y apreciada nacional e internacionalmente. Todo ello, gracias a la economía circular: sus fundadores empezaron a preparar alioli para acompañar sus croquetas de bacalao  Y lo que era un mero acompañamiento se convirtió en el centro de su actividad durante 70 años.

Desde entonces, la economía circular y la innovación son un eje central en la identidad de la compañía. Por ejemplo, han implantado los sobres monodosis de papel y fomentan la boca ancha en sus envases para mejorar el aprovechamiento del producto.

De todo ello habla en este vídeo Agustín Martiño, gerente de negocio del Grupo Choví, con Rebeca Yuste, ingeniera y experta de Repsol Technology Lab en economía circular. También de la colaboración que mantuvieron ambas empresas para poder desarrollar con plástico reciclado el icónico envase del alioli Choví con forma de mortero. Un ejemplo claro de cómo la gastronomía tradicional y la innovación científica se pueden dar la mano para avanzar hacia la circularidad del sector.

¡Lee este articulo original marca POV21!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here