Xbody, ¿qué saludable es y en que hay que tener cuidado?

0
71

El invierno pasado decidí hacer unas sesiones de XBody. Durante mi embarazo, engordé 20 kilos. Me fue muy difícil adelgazar porque no pude seguir una dieta estricta porque todavía estoy amamantando a mi bebé. Antes de continuar, les voy a contar un poco que supone una clase de este tipo.

¿Qué significa XBody?

En primer lugar, el XBody se practica para perder peso, remodelar el cuerpo y tonificar los músculos. XBody utiliza la tecnología EMS, es decir, electroestimulación muscular. La primera información sobre el uso de esa tecnología tiene raíces desde el año 1960 y se usó en los Juegos Olímpicos de los Estados Unidos. Sin embargo, el primer EMS completo apareció en el mercado en 2003. XBody utiliza un traje especial con electrodos que se adhieren a cada grupo principal de músculos. Hoy en día, el traje se conecta mediante a un dispositivo Wifi a través del cual se realiza la estimulación eléctrica muscular.

Una clase de XBody dura solo 20 minutos.

Revolucionario para este tipo de entrenamiento es la contracción de los músculos por los impulsos eléctricos. En combinación con la ejecución de los ejercicios, nos ofrece los beneficios del deporte en un tiempo mucho más corto. La intensidad y la dificultad de los entrenamientos se aumentan progresivamente en 20 minutos, adaptándose a las necesidades y el propósito de cada cliente.

El entrenamiento implica una combinación de ejercicios básicos, complementarios, cardiovasculares que contraen los músculos de manera diferente. 20 minutos de XBody equivalen a casi 2 horas en el gimnasio.

Me gustó mucho la idea de poder adelgazar y tonificar mis músculos con un traje especial, sin tener que ir al gimnasio todos los días. Además, por lo que he oído, los efectos son mucho más rápidos que en el gimnasio. Por eso, tomé la decisión de intentar y ver si funciona.

Después de 6 clases de XBody, vi los primeros resultados.

Conseguí perder 5 centímetros en el abdomen y caderas. Para mí, fue un bonito regalo de Navidad. Después vino el verano y decidí continuar. Después de otras 10 clases y un año 1 y medio desde que di a luz a mi bebé, conseguí adelgazar 18 kilos.

Hace unos días, porque mi madre vino de visita y tuve un poco de tiempo para mí, me fui de nuevo a una nueva clase. Esta vez fue diferente. Entre las últimas clases y este nuevo entrenamiento pasó un mes. No sé qué pasó ahora, probablemente una intensidad más fuerte en los estímulos o el cansancio, transformaron la clase en un espanto.

En los últimos minutos ya no pude controlar mí cuerpo.

En los últimos minutos ya no pude controlar mí cuerpo. Casi me desmayé. También sentí náuseas y dolor de cabeza. Me sentí tan mal que ni pude levantarme para cambiar de ropa e ir para casa. Después de 2 días empecé a sentirme un poco mejor. Descansé un poco y tomé vitaminas y magnesio.

Conclusión

El deporte es muy importante para nuestras vidas. Por eso, XBody me dio la posibilidad de no encontrar excusas de que no tuviera tiempo, porque una sesión dura apenas 20 minutos. El XBody si me ayudó para volver a mi forma desde antes del embarazo, pero quiero dar una señal de alarma. Es muy importante que el entrenador sea una persona bien preparada y con experiencia en este dominio y que preste atención a nuestra condición física y a nuestro estado de salud. No hay que exagerar desde el principio y siempre hay que «obedecer a nuestro cuerpo».

También te puede interesar el artículo Lactancia materna vista a través de los ojos del bebé.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here