¡Si no tienes algo mejor para decir, entonces cállate!

0
52

Si eres una de aquellas personas que critican lo que uno hace con su dinero, con su felicidad o como se siente en su piel, mejor ¡cállate! No, no tienes ningún derecho para comentar sobre los tatuajes de alguien, sobre un nuevo peinado o sobre una operación estética a cual alguien ha acudido. ¿Estás sorprendido de algo?

Imagina que has vivido durante un gran tiempo con algo que no te ha gustado de tu cuerpo. Después de un período bastante largo, has conseguido recaudar el dinero necesario para tener una cirugía estética que siempre has soñado. Empiezas a sentirte bien en tu cuerpo de nuevo, empiezas a amarte a ti mismo de nuevo. Puedes decir que has invertido en tu felicidad, porque sabías que nunca te sentirías cómodo en tu cuerpo sin este cambio. Entonces alguien viene y critica el hecho de que te hiciste la cirugía estética que te hizo sentir tan bien en tu cuerpo. ¿Te sentirías bien si eso pasara? ¿No? ¡Entonces cállate!

Imagina que tienes miedo de las agujas, pero hay algo que definitivamente deseas impreso en tu piel: una fecha de nacimiento, un momento, una palabra. Y al final, en unos años, te animas. Imagínate que finalmente te atreves a salir de tu zona de confort y pruebas un nuevo peinado, o tal vez te pintas el pelo en un color que no te convence al principio. O finalmente te atreves a hacerte un piercing o a cambiar tu estilo porque, en tu opinión, estas cosas te ayudarían a empezar de nuevo y ser una persona diferente. Y después alguien viene y te critica. ¿Te gustaría que eso pase? Claro que no. ¡Entonces Cállate!

Antes de juzgar los gestos de los que nos rodean, ¡juzguemos el gesto de juzgar!

Si todavía tienes palabras de odio en la garganta, bebe vino. Puede que te ayude a recordar que tienes tu propia vida para juzgar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here