Si el mundo se detuviera, ¿cómo te sentirías, niño?

0
39

Si el mundo se detuviera, ¿cómo te sentirías, niño?

¡La tierra está muriendo bajo tus pies, niño! Sueños, lágrimas, gritos, anhelos se pierden. Y tú… Y te pierdes creyendo que será bueno, esperando que el mundo no te subestime, aspirando a un futuro mejor. ¿Qué pasa si el futuro no existe? ¿Qué pasa si el mundo se detuvo en su lugar?

Somos la generación que se está ahogando en lágrimas, frente a una sábana.

Para mí, al menos, seguir escuchando sobre el hecho de que podremos hacer algo por este país y esta población, que debemos tener confianza y que tendremos éxito, es como un cuchillo que me sigue apuñalando.

Puede que no se hayan dado cuenta, queridos “camaradas” con quienes nosotros, los niños de esta generación, compartimos la vida, pero nos duele, y no se nos enseña a mostrar que nos duele. Hemos sido educados de tal manera que no dejamos en claro a las personas que nos rodean que no nos sentimos bien y que no podemos continuar. Y sin embargo, quién se preguntó: “Sí, pero ¿pueden estos niños todavía?” Así es, ¡NADIE! En ningún caso, la tía Rosa de esa tienda donde se recolecta el radiosano todos los días y el país está configurado como si nos hubiéramos convertido en títeres. Quiero recordarles, damas y caballeros, que los títeres son jalados por la cuerda, que se pueden cortar muy fácilmente.

Después de un día cuando estamos amurallados y hablando en cada esquina, todo lo que hacemos es encerrarnos en la habitación y mirar al techo con lágrimas en los ojos, porque ya ni siquiera tenemos derecho al cielo azul. Pero hay un dicho: “The sky is the fucking limit”. Entonces, quiero recuperar mi límite.

¿Tocarás el futuro, querido niño que luchas por vivir en el presente?

Y me vuelvo hacia ti, cariño, porque te miro en el espejo todos los días y veo cómo ese demonio quiere salir de ti con tanto dolor. Te preocupa no poder llegar a la ley, en la Academia, además, no podrás demostrar a tus padres que no pudieron decidir tu futuro y que cumpliste tu sueño. ¿Pero alguna vez has pensado que el mundo podría detenerse?

Probablemente no sientas mañana, no respirarás, no serás el hombre de ayer. En eso estamos viviendo en este momento, en medio de una pandemia. Y te rindes, y dices a ti mismo que puedes hacer menos, y te vuelves ambicioso, y caes al suelo otra vez. Pero tu corazón siente cómo la tierra puede soportar tantas dificultades y cómo nos enfrenta a nosotros, las personas que ya no tienen compasión por ella. Y te levantas, e incluso, si dices un NO tan definitivo, mírate en el espejo cuando lo hagas. Porque todo lo que te queda en este mundo es un reflejo y una sombra. Te quedas con ellos después de un día en que te sentiste perdido. “Reborn” de tus propias cenizas y conviértete en lo que el mundo más odia. Él no podrá enfrentarte y tendrá que rendirse.

Y no quiero que pienses ahora en el hecho de que tienes que tratar de molestar a la sociedad enferma. Pero a veces somos tratados como si tuviéramos la culpa de dar pasos en esta tierra.

Tenemos valores, querida infancia de este siglo, y queremos respetarlos. Queremos un futuro, a pesar de las deficiencias que nadie nos las llena. Y todavía tenemos ojos brillantes que observan todo, llorando en momentos de desesperación y escuchando duras críticas.

Click aqui si quieres saber la edad minima para votar

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here