La playa de arena rosa: la historia de «Robinson Crusoe»

0
18

¿Te gustaría vivir como un Robinson Crusoe moderno en una hermosa isla entre Córcega y Cerdeña, rodeado sólo por la vida salvaje? La única misión sería proteger las famosas playas rosadas de la Isla Budelli. Les presentamos al hombre que consiguió este trabajo de ensueño en la isla con arena rosa. Ha sido guardia durante 30 años, pero ahora se le ha dicho que se vaya, aunque su trabajo es muy importante. 

Un «Robinson Crusoe» en una isla única de Europa

Morandi elogia la playa «Spiaggia Rosa» de la Isla Budelli, una de las más famosas del Mediterráneo. Su arena rosa es única.

Mauro ha estado cuidando esta maravilla natural por más de tres décadas. Se quedó atrapado allí en 1989 mientras se dirigía hacia Atlántico a bordo de su catamarán. Fue sólo una coincidencia que se estableciera en esta pequeña isla entre Córcega y Cerdeña. Desde entonces, ha vivido solo y se ha encarcado de la isla Budelli. A los 81 años, es casi independiente.

«Cuando llegué a la isla, no podía ni siquiera cambiar una bombilla. Pero aquí tuve que adquirir todo tipo de habilidades para sobrevivir», dice Mauro Morandi.

Como un «Robinson Crusoe de hoy», utiliza todo lo que el terreno escarpado de la isla le ofrece: peras de cactus o aloe vera.

«Utilizo el aloe vera como planta medicinal para tratar cortes y rasguños y sobre todo para las quemaduras de sol», explica Mauro Morandi, el custodio de la isla Budelli. El único lugar sombreado en la isla está junto a su casa y su únicos compañeros son dos gallinas.

Morandi fue profesor y ahora vive de su pensión. Los patrones con los que se hizo amigo le suministran comida. «Solía ir de compras solo, pero me prohibieron usar la lancha. Así que ahora dependo de los demás», explica Mauro.

Por qué las autoridades quieren evacuar a Robinson Crusoe

Sus días en el paraíso parecen estar contados. Pronto incluso los botes de goma serán prohibidos en la playa de arena rosa – y Mauro Morandi en la Isla Budelli. Esto, si la administración del parque nacional de la isla principal, Maddalena, lleva a cabo su plan. Todo el archipiélago de la Maddalena se administra desde allí, incluso la Isla Budelli.

«Queremos construir allí un centro de investigación o un museo – en el lugar de la cabaña de Mauro – para que los futuros visitantes de la playa rosa puedan disfrutar más y sean más conscientes de la belleza natural del lugar», explica Michele Esposito, administrador del Parque Nacional de la Maddalena.

Los administradores del parque nacional del archipiélago quieren que Morandi se vaya. Hace seis años, el gobierno italiano compró la Isla Budelli, que había sido de propiedad privada. Para ellos, el contrato de Morandi como cuidador de la isla es ahora nulo.

Robinson Crusoe no se deja vencer tan fácil

Mauro Morandi no acepta tan fácil que sea desalojado del paraíso. Su arma es Instagram, donde tiene casi 60.000 seguidores. Ha lanzado una petición pidiendo que se le permita quedar y seguir publicando fotos.

«Necesito vivir aquí. Esta es mi misión. Y espero que los representantes del parque nacional también se den cuenta de esto», dice Mauro Morandi.

Mauro Morandi no puede imaginar ser desterrado de su isla paradisíaca. Tiene la intención de quedarse, vivir en la cabaña y continuar su trabajo, protegiendo la isla Budelli y su playa rosa.

Te invito a que leas sobre el joven que fue sorprendido en un scooter eléctrico con más de 100 k/h. Hazlo con un solo click aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here