El coche eléctrico y su futuro pospuesto

0
60

¿Ha aumentado el precio de la gasolina? O en el caso de España, ¿Ha bajado? ¿Qué pasa con el coche eléctrico, va a tener futuro?

No más decir que el futuro del coche eléctrico casi ha sido robado por las corporaciones petroleras y por las industrias termotécnicas. Esto ya es parcialmente conocido, pero voy a desmentir todas las malas ideas sobre esta obra maestra de la humanidad.

Un coche eléctrico es un automóvil propulsado por la energía almacenada en las baterías recargables y tiene un motor eléctrico. Ha sido inventado en el año 1880. Pero la producción en masa de los vehículos más baratos con gasolina han saboteado al coche eléctrico.

Y veamos el porqué

90% de la producción y el 90% de la proyección están azadas por dos componentes mayores: la caja de velocidad y el motor. Una decisión política de sacar todos los coches térmicos podrían dejar millones de personas sin trabajo una vez con el colapso de una industria. Y esas noticias no se acaban en vueltas y molinos, pero a los ingenieros con doctorados y laboratorios complejos con motores térmicos. A un motor eléctrico no hay mucho de reparar, así que los talleres entran en bancarrota. A un automóvil del futuro le cambias los cojinetes de vez en cuando, pero si sería más, lo podrías reemplazar mucho más rápido.

¿Cuál es su historia?

En el año 1884, 20 años antes de la invención del modelo Ford T, Thomas Parker ha construido el primer coche eléctrico de producción practicada a Londres. Ha utilizado sus propias baterías recargables de alta capacidad. En 1897, los coches eléctricos han encontrado su primer uso comercial en E.E.U.U. con la base de la proyección Electrobat II, en Nueva York como parte de un proyecto financiado parcial en Filadelfia.

Henry Ford y Thomas Edison han apostado por los dos coches: ¿Quién va ha ganar el futuro?

Henry Ford ha ganado después del desarrollo en totalidad de la red de coches que se recargan o con diésel, o con gasolina… Ciento y pico años han pasado. Pero en el año 2008, del deseo de reducir la polución, los industrialistas contemporáneos han propagado un renacimiento en la fabricación de coches eléctricos. Los más conocidos son los modelos Tesla Motors. A partir de diciembre de 2018, en todo el mundo existían aproximadamente 5,3 millones de vehículos completamente eléctricos e integrables. El crédito máximo actual de impuesto permitido por el gobierno de los Estados Unidos es de 7.500 dólares para cada coche. Comparado con el motor de quema interna, los coches eléctricos son más silenciosos. No tienen emisiones en pipa de evacuación, teniendo un punto positivo para el medio ambiente y para el clima.

Resultados:

Los límites térmicos y dinámicos dicen que los motores por gasolina llegan a la eficiencia de 15%, los diésel de 20%, cuando los vehículos eléctricos tienen eficiencia de 69-72%. El principal motor de costos de un coche eléctrico es su batería.

El precio de una batería ha bajado de los 600 € por kWh en 2010, a 170 € en 2017, a 100 € en 2019. Para superar estos efectos, los efectos especiales son necesarios.

¿Y cuáles son?

Se estima que existen suficientes reservas de litio para alimentar 4 mil millones de coches eléctricos. Algunas de las más grandes reservas mundiales de litio y otros metales raros están en países muy nacionalistas, países con gobiernos inestables o con hostilidad hacia diversos intereses.

Estos problemas suben la preocupación con respecto al riesgo de la substitución de la dependencia de petróleo ridică con una nueva dependencia dependență de países hostiles, que exportarían materiales estratégicos. Los vehículos que han recorrido ya más de 200.000 km (124.274 mi) no tienen problemas con la batería.

Según los últimos datos, AFM descuenta 4161 euros del puesto de los coches eléctricos.

Aunque hayan búsquedas, los automóviles eléctricos mejoran, muchos llegando a un rendimiento de casi 100%.

aqui mismo

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here